hablandodesalud

De Salud, avances, conocimientos, novedades.. TODO

VARICES – Preguntas, Respuestas 26 de enero de 2012

Filed under: Várices — luenlago @ 9:21 am
Tags:

Várices (venas varicosas): lo que usted necesita saber

¿Qué son las várices? 

Las várices (también llamadas venas varicosas) son venas que se inflaman y se elevan a la
superficie de la piel. de color Suelen ser retorcidas y con frecuencia son azúl o morado oscuro. Las várices se encuentran más frecuentemente en las piernas o los pies, pero también pueden hallarse en la ingle. Las várices que se pueden ver están apenas bajo la superficie de piel. A menudo existen várices más profundas y más grandes que no se pueden ver. Las hemorroides son una forma de várice.

¿Cuáles son las causas por las que se forman várices?

Esta imagen muestra la diferencia entre las válvulas que funcionan correctamente (izquierda) y las válvulas que no funcionan correctamente (derecha).
Las venas regresan la sangre al corazón para que pueda volver a circular hacia el resto del cuerpo. En las venas hay válvulas que se abren para permitir que la sangre fluya hacia el corazón. En algunas personas, las válvulas pueden dejar de funcionar correctamente lo cual hace que la sangre vuelva a fluir hacia el interior de las venas. (Con frecuencia esto sucede porque las válvulas se han estirado en el transcurso de los años). La sangre luego se acumula en las venas, lo que hace que se inflamen aún más. Las venas de sus piernas son especialmente vulnerables porque esas venas deben funcionar en sentido contrario a la fuerza de gravedad para llevar la sangre al corazón. Esta es la razón por la que la mayoría de las várices se encuentran en las piernas.

¿Son dolorosas las várices? 

Las várices pueden ser dolorosas. Es posible que tenga una sensación de pesadez o cansancio en las piernas. Sus piernas pueden doler o pulsar donde están las várices. Puede tener inflamación de los pies, los tobillos y las pantorrillas que empeora durante el día, pero disminuye durante la noche o si se elevan las piernas. Esta inflamación se llama estasis venosa o insuficiencia venosa. Algunas veces puede que sienta comezón (picazón o picor) en la piel. En algunos casos graves, pueden aparecer úlceras o coágulos sanguíneos. Si usted comienza a tener alguno de estos síntomas, hágaselo saber a su médico de inmediato.

Los factores de riesgo que conducen a la aparición de várices incluyen:

Predisposición genética: las várices pueden ser hereditarias.
Sexo: las mujeres tienen un riesgo mayor de desarrollar várices.
Embarazo: los cambios hormonales, la presión ejercida por el útero y el volumen aumentado de sangre hacen que las várices sean comunes durante el embarazo.
Edad: el riesgo de tener várices aumenta con la edad. Alrededor del 50% de las personas mayores de 50 años tiene várices.
Obesidad: tener sobrepeso agrega más presión sobre las venas.
Trabajo: si su trabajo requiere que usted esté de pie durante periodos de tiempo prolongados sin moverse o caminar, usted tiene más probabilidad de tener várices.

¿Las várices originan coágulos sanguíneos peligrosos?

Las várices no aumentan el riesgo de presentar coágulos sanguíneos peligrosos. Estos coágulos se forman en las venas profundas dentro de las piernas o los brazos. Los coágulos también pueden formarse en las várices, pero su médico puede brindarle un tratamiento con compresas calientes o medicamentos.

¿Qué opciones de tratamientos hay disponibles?

Hay varias cosas que usted puede hacer en casa para mejorar los síntomas de las várices:

Baje de peso si tiene sobrepeso.
Evite estar de pie durante periodos de tiempo prolongados.
Levante las piernas cuando esté sentado. Si es posible, manténgalas más altas que el nivel de su corazón.
Use ropa que le quede suelta.
Su médico puede recomendarle que use medias de compresión. Estas medias proporcionan una presión suave constante. Esto ayudará a que evitar que la sangre se acumule en sus piernas y reducirá la inflamación que se origina por la insuficiencia venosa cuando se encuentra sentado o de pie. Las medias de compresión pueden conseguirse en farmacias y tiendas de suministros médicos.

Si sus síntomas no mejoran con el cuidado en el hogar, o si no le gusta cómo se ven las várices, hay más opciones disponibles con tratamientos invasivos. Entre ellos, cirugía, terapia con láser y terapia de inyecciones. Su médico puede recomendarle qué procedimiento constituye la mejor opción para usted.

FAMILYDOCTOR.org